¿Por qué comunicar (II)?

¿Por qué comunicar (II)?

Respondiendo a otros supuestos

En este escenario tan complicado y cambiante en el que nos encontramos con la Covid-19, la comunicación ha adquirido un papel relevante, como hemos hablando recientemente, pero todavía hay quién se resiste a verla como parte fundamental de su gestión.

En su resistencia, usan habitualmente argumentos, algunos de los cuales ya analizamos en un artículo anterior – ¿Por qué comunicar (I)? Aquí os expongo otras situaciones con las que nos encontramos.  

Escenario 4 – “Prefiero no exponerme…”

Me queda claro pero debo decirte que en ese caso, corres el riesgo de que otros comuniquen por ti. Porque no comunicar es otra forma de comunicar y puede entenderse como que no eres transparente y ocultas algo. Y sí, me vas a decir que no es así pero no olvides que tu imagen corporativa es lo que se percibe de ti.

Debes estar presente, con la frecuencia y el estilo que decidáis conjuntamente con vuestro responsable de comunicación, pero estar es innegociable.

Escenario 5. “Es que las redes sociales me asustan…”

En las redes sociales hay mucho de todo, bueno y malo, pero en ellas surge una conversación que no te puedes perder. Te vas a quedar al margen si no de una realidad que necesitas conocer para saber, testear y responder si es preciso.

Además, bien gestionadas pueden acercarte muchísimo a tus públicos de interés, a mostrarles lo que eres, lo que haces, para qué puedes serles útil y a crear un vínculo emocional con ellos.

Si haces las cosas bien y eres coherente, las redes sociales te van a ayudar a que los demás lo sepan.

Deja que tu responsable de comunicación indague en qué redes debes estar, por qué y cómo, y qué lenguaje usar en cada una de ellas.  

Escenario 6 – “Es que los periodistas cuentan lo que quieren…”

Si no se lo cuentas tú, lógicamente ellos buscarán otras fuentes o lo contarán a medias. Y seguramente no es eso lo que quieres.

Los medios de comunicación pueden ser unos aliados estupendos, pero hasta eso “hay que trabajarlo”. Hay que conocerlos, mantener una relación constante con ellos, responder siempre a sus demandas (a ser posible, en el poco tiempo que suelen pedírtelo) y ofrecerles una información clara sobre el tema en cuestión. De ello te habrá hablado tu responsable de comunicación, él/ella lo sabe bien.

Siendo así, todo irá bien y además, no tendrás problema cuando quieras que te escuchen y cuenten eso que tanto te interesa. Aunque también en ese momento, tu responsable de comunicación te dirá que debes ir más allá de tu interés corporativo y contar algo que sea relevante y útil.

Hay más supuestos aunque afortunadamente, cada vez surgen con menos frecuencia. Pero ojo, no se trata de comunicar más, sino mejor.

Paola Luna – Directora de Hablo de Ti Comunicación

Deja una respuesta