No todo es noticiable

No todo es noticiable

Cualquier información que envíes a los medios debe ser, al menos, novedosa, útil y rigurosa. No la envíes si no.

Algo que puede parecer obvio, realmente no lo es para muchos clientes. No son pocas las veces en las que he tenido que disuadirles de que el tema objeto de discusión, aunque es muy interesante para la empresa, no reúne las condiciones necesarias para enviarlo a los medios de comunicación mediante nota de prensa.

¿Cuáles son estas condiciones?… A priori diría novedad, utilidad e interés público.

Debemos ir más allá del interés corporativo y ofrecer temas de interés público con  información sustanciosa sobre éstos. ¿Qué esto nos va a llevar más tiempo y trabajo?… Lógicamente, pero tendremos mayor garantía de que nos lo publiquen ya que de esa forma, podremos captar la atención y suscitar mayor interés.

Los responsables de la Comunicación en las empresas tenemos un papel protagonista en esto. Debemos ser muy críticos y determinar qué temas y cuáles no, pueden ser objeto de nota de prensa y algo muy importante, qué enfoque darles.

Porque, por poner un ejemplo, no es igual titular:

“Llega a Sevilla la mejor técnica para el cáncer de próstata de la mano de XXX…

XXX suma así un nuevo hito en su ya larga historia

que titular:

“XXX incorpora la técnica X para tratar el cáncer de próstata”

Esta técnica es menos invasiva, y el paciente puede salir a las 24 horas de la Intervención.

Si os fijáis, en el segundo titular, la importancia recae en el nuevo tratamiento y en sus ventajas de cara al paciente, en algo que es de interés por la incidencia que tiene este tipo de cáncer que a buen seguro llamará la atención de medios y sociedad en general. En el primero, sin embargo, toda la fuerza recae en la empresa y en su trayectoria. Es un enfoque más comercial que puede generar hasta recelo.

Y es que está en juego tu credibilidad como empresa. No conviene que te vean como una fuente de información puramente comercial. De esa forma, no te prestarán mucha atención –incluso cuando tengas algo realmente novedoso y relevante – y además, te van a pedir una contraprestación en forma de publicidad.

Para evitarlo:

  1. Selecciona bien los temas, preguntándote tú y tu equipo qué interés tienen, no tanto para vosotros sino para la sociedad y para los medios de comunicación. Déjate asesorar por tu director de Comunicación.
  2. Profundiza en ellos, ofreciendo datos de interés, estadísticas, informes, conclusiones, huyendo así de la superficialidad.
  3. Con todo esto, desde el departamento de comunicación elaborarán la nota de prensa con una estructura muy clara, destacando aquello que sea realmente relevante.
  4. Déjate preguntar. No rehúyas a las entrevistas. Si te las solicitan, es que hemos hecho bien todo el trabajo previo. Es una oportunidad. Prepárate bien para éstas con tu director de comunicación.
  5. No vuelvas a enviar otra nota de prensa hasta que tengas algo realmente interesante y novedoso que contar.

Sin embargo, usa tus medios/canales propios para contarlo todo: web, newsletter, redes sociales, blog… Aquí sí te digo que todo es comunicable. Tan solo tienes que enfocarlo bien. Pero para esto tienes a tu director de comunicación que habrá decidido contigo y el equipo directivo lo que queréis contar de vosotros y cómo, y que habéis fijado en el Plan de Comunicación.

Paola Luna – Directora Hablo de Ti Comunicación

Esta entrada tiene un comentario

  1. Manuel

    Tan acertada en todos tus comentarios como siempre, un placer aprender de ti.

Deja una respuesta