Comunicación = Oportunidades

Oigo en muchas ocasiones a mis colegas de profesión decir que la situación en nuestro sector está más complicada que nunca, que habitualmente se encuentran con empresas que no disponen de presupuesto para Comunicación y si lo tenían, lo han recortado considerablemente.

Es cierto y no vamos a incidir en ello más de lo debido: la coyuntura actual no es buena pero sí me atrevería a decir que es oportuna y propicia. Así, al menos, lo percibo en mi día a día.

Veo la realidad de muchas empresas a diario y muchos de sus directivos me preguntan: ¿Cómo invertir ahora en Comunicación?…

En la pregunta va implícita la respuesta. En esta coyuntura económica y social tan complicada, una buena Comunicación puede favorecer que las cosas cambien. Ojo, no me malinterpreten: la Comunicación no es la panacea, no hace milagros pero sí es un aporte esencial. Y más en los tiempos que estamos viviendo. De qué sirve que tengas un buen producto, des un buen servicio si no lo proyectas al exterior. De qué manera te vas a posicionar en el mercado frente a tu competencia si no cuentas lo que haces y el valor diferencial de tu producto.

La Comunicación y las empresas que nos dedicamos a esto hacemos eso mismo: extraer tu valor diferencial y mostrarlo hablando de Ti a través de un amplio abanico de soportes de comunicación: newsletter, revistas, memorias, notas de prensa, redes sociales, web, etc.

Y es que el perfil del consumidor ha cambiado y debemos tenerlo en cuenta. Ahora el cliente está más informado y es más activo; busca información antes de tomar una decisión y exige una atención y una respuesta inmediata. Quiere oír pero también que le escuchen.

En este escenario, la Comunicación es una oportunidad y se hace imprescindible.

Y te hago una pregunta… y tú ¿crees que comunicas bien?